Moras y Claras: Alternativa para Halloween.

24_1

Mañana es Halloween y las calabazas decoradas, las telas de araña, los fantasmas, brujas y murciélagos están por todas partes.

Desde mi punto de vista esta fiesta trae a la gente dividida, por lo menos en España: Están los que por un lado  la celebran, aprovechan, compran decoraciones y salen a festejarlo; y por otro están los que no ven del todo cómo ha llegado o dónde meter una fiesta de importación que parece haber desplazado al sobrio y tradicional Día de Todos los Santos.

Yo no sé muy bien dónde ponerme, creo que más bien me inclino hacia el segundo bando, pero no miro al pobre Halloween con malos ojos, supongo que es una consecuencia lógica del mundo globalizado en el que vivimos, y no lo digo como algo malo, todo lo contrario. La globalización ha difuminado fronteras y ha hecho posibles cosas con las que hace un par de décadas no se podía ni soñar, como por ejemplo pasar un fin de semana en la otra punta de Europa o conocer tendencias, recetas e ingredientes de otras partes del mundo y que con toda naturalidad pasen a formar parte de nuestra vida cotidiana.

24_2

Recuerdo cuando era pequeña y Halloween sólo algo exótico y misterioso de lo que nos hablaban en las clases de inglés cuando empezaba a hacer frío. Entonces el puente de Todos los Santos era para ir al pueblo, reunirnos con la familia e ir al cementerio a limpiar, poner flores en las tumbas y dedicar unos momentos para recordar a los familiares y amigos que ya nos habían dejado.

Esos momentos me impresionaban profundamente. Me ponía triste al ver a todos mis mayores (a mi abuela, a mis padres, primos y tíos) tan serios, rezando con la mirada baja. Supongo que por aquel entonces no entendía la solemnidad de ese momento. Pero en el fondo y a pesar de pasar por un momento tan gris, visitar a los muertos era otra excusa para reunir a los vivos y disfrutar de la compañía de toda mi familia. Eso si que me gustaba. Y me sigue gustando.

24_3

Pero volviendo a pensamientos más alegres, la receta de hoy tiene algo de cada una de las dos celebraciones: aunque su presentación sea sencilla, su color es intenso y alegre (a parte de naranja y negro hay otros colores típicos de Halloween ¿no?). Por eso escogí un bizcocho de claras, muy blanco, para que el color de las moras fuese más marcado.

Sin el complemento de las moras el sabor es demasiado suave para mi gusto, pero eso va de maravilla para que el sabor de la fruta se note más si decidís añadírsela. De cualquier manera os animo a probarlo y luego me contáis con cuál os quedáis.

INGREDIENTES

  • 9 claras de huevo (un bote pequeño de claras pasteurizadas)
  • 1 pizca de sal
  • 230 gr de harina
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 100 gr mantequilla blanda
  • 180 gr de azúcar
  • zumo de 1 limón

24_ingredientes

PREPARACIÓN

Un par de cosas a tener en cuenta:

  • Si vais a hacer el bizcocho de claras normal, sin “colorear” os recomiendo que le pongáis también el zumo de una naranja y la ralladura del limón y de la naranja, para aromatizarlo y darle un punto cítrico. En caso contrario queda de sabor muy, muy suave, aunque igual os interesa para combinarlo con otra cosa.
  • Utilicé la mitad del zumo de limón para triturar las moras y obtener una pasta un poco más fluida.
  • Para esta receta es MUY recomendable tener una batidora de varillas eléctrica. Aunque yo suelo hacerlo casi todo a mano, hay que tener brazo de atleta como poco para montar 9 claras a la vez.
  • Las claras pasteurizadas las compré en Mercadona.

24_pasoapaso

  1. Precalentamos el horno a 170ºC. Interesa que esté suave para que el bizcocho se hornee pero no se tueste por arriba, de ese modo no perderemos el color morado.
  2. En un recipiente amplio mezclamos los ingredientes secos: harina, levadura, azúcar y las ralladuras de los cítricos si las vamos a usar.
  3. En otro cuenco batimos la mantequilla a temperatura ambiente o la margarina muy fría con el zumo de limón. Al principio se corta y parece que ese mejunje no puede llegar a buen puerto, pero seguid batiendo que al final emulsiona y queda una crema suave.
  4. Por otra parte montamos las claras bien firmes con la pizca de sal.
  5. Trituramos las moras con la batidora. Si queréis una textura del bizcocho más fina, pasad la pasta de moras por uno colador para quitar todas las pepitas (yo no lo hice).
  6. Mezclamos juntos los ingredientes secos y la mantequilla batida hasta obtener una mezcla arenosa.
  7. Agregamos las claras a la mezcla anterior y las integramos con movimientos suaves y envolventes, sin batir.
  8. Añadimos la pasta de moras y distribuimos hasta que el color de la masa sea uniforme.
  9. Vertemos en los moldes que vayamos a usar y horneamos durante unos 30 minutos (si es un molde grande un poco más). Comprobamos que esté bien hecho con la prueba del palillo.

24_4

Anuncios

3 comentarios en “Moras y Claras: Alternativa para Halloween.

    • Miriam dijo:

      Gracias Rosa, por el comentario y por pasarte por el blog.

      Por cierto, he visto que hace poco publicaste unas galletas de mantequilla de cacahuete. Si te digo que tengo una masa de lo mismo en el congelador… ¿me creerías?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s