Cinnamon Loaf

Siempre me cuesta mucho escribir las entradas. Para mí es la parte más difícil del el proceso de publicar un post. Y no es de extrañar, si pasa más de un mes entre una vez y la siguiente.

Tampoco es que últimamente prepare muchas recetas, aunque me encantaría agasajar a los parientes que me acojen en su casa con deliciosos bizcochos y galletas, pero no me parece lo más apropiado cuando están siguiendo un estricto plan de alimentación para equilibrar los excesos de las Navidades. Así que cuando preparo algún dulce, suele ser una receta de probada eficacia (que ya está publicada en el blog)

48_1

Paradójicamente fue un resto de las comilonas de las pasadas fiestas el que dió pie a entrada: mi prima tenía en el frigorífico un envase de nata fresca a punto de caducar y buscando ideas en qué emplearlo redescubrí este cinnamon loaf que lleva años publicado en el blog de Bea Roque. La nata fresca no es un ingrediente que utilice habitualmente por eso me había olvidao por completo de esta receta.

48_2

La preparé con mucha ilusión, adaptando las cantidades ligeramente a lo que tenía en ese momento (huevos M en lugar de XL, el brick de nata fresca era de 200ml en lugar de 250…) y toda la casa olía a gloria mientras se horneaba.

Con la pinta que tenía y el aroma que emanaba no tuvimos mucha paciencia y lo empezamos la misma tarde que se horneó. Tal vez por no esperar lo suficiente o por las espectativas que tenía, al probarlo por primera vez me llevé una pequeña decepción.

Al morder la parte con canela estaba muy bueno pero la masa sola resultaba demasiado “delicada”, casi diría que poco sabrosa. No fui la única con esa opinión en ese momento y por eso estuve pensnado durante varios días si publicar la receta o no.

48_5

Pero el tiempo lo pone todo en su lugar.

A lo largo de la semana lo probé varias veces más y la decepción se fue transformando en sorpresa al descubirir que, con el paso de los días, el sabor se intensificaba tanto en la parte con canela como en la masa sola, y mejoraba sustancialmente al dejarlo reposar.

Así que se ganó el derecho a aparecer en el blog.

48_3

En conclusión puedo decir que para probar esta receta, mejor hacerla el día anterior a cuando la querais disfrutar.

También quiero destacar positivamente la presentación. Me parece una manera muy original de montar un bizcocho, alternando capas de masa y de condimiento. Va más allá de simplemente mezclar el ingrediente en la masa o espolvorearlo por arriba. Sin duda me apunto esta idea y la utilizaré más adelante a ver qué tal queda en otras preparaciones.

INGREDIENTES

PARA EL RELLENO DE CANELA:
  • 50 gr de azúcar blanca
  • 50 gr de azúcar moreno
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada

48_ingredientes1

PARA LA MASA:

  • 260 gr de harina
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 100 gr de mantequilla (en mi caso margarina)
  • 160 gr de azúcar blanca
  • 3 huevos medianos
  • 200 gr de nata fresca

48_ingredientes2

 

PREPARACIÓN

  • Una vez pesados y preparados todos los ingredientes, precalentar el horno a 180ºC
  • Unir y mezclar la harina, la sal, la levadura y el bicarbonato. Reservar.
  • Batir a conciencia el azúcar blanco con la mantequilla hasta que blanquee y empiece a estar esponjoso.
  • Agregar los huevos de uno en uno mezclando bien después de cada adición.
  • Añadir 1/3 de la harina y mezlcar. Luego la 1/2 de la nata fresca y mezclar. Después 1/3 de harina, el resto de la nata fresca y el tercio de harina restante. Mezclando después de cada adición.
  • Para montar el bizcocho: Colocar aproximadamente 1/3 de la masa en el fondo del molde engrasado o forrado con papel de horno. A continuación espolvorear 1/3 de la mezcla de azúcares y canela. Cubrir con otro tercio de masa. Espolvorear. Cubrir con el resto de la masa y espolvorear el resto de la mezcla.
  • De una sola pasada, hacer un zig-zag con un cuchillo para conseguir el efecto marmolado en el corte.
  • Hornear durante 50 minutos aproximadamente, dependiendo del horno. Pasados los primeros 30 minutos controlar que la parte de arriba no se queme. Si se tuesta demasiado, cubrir con papel de aluminio y terminar de hornear.
  • Estará listo cuando al pinchar el centro con una brocheta, ésta salga limpia.
  • Desmoldar después de 10 minutos y dejar reposar durante varias horas. Mejor de un día para otro.48_pasoapaso48_4
Anuncios

Un comentario en “Cinnamon Loaf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s