Bizcocho de calabacín y chocolate.

He estado tentada a poner el título de la entrada en inglés (que parece que se entiende menos o tardas más en hacerlo) para suavizar la sorpresa de usar esta verdura en un postre. Aunque a los aficionados a la repostería puede que no nos extrañe tanto esa combinación de verla publicada aquí y allá en distintos blogs, yo me sé de uno que sí habría salido huyendo al ver que la receta lleva calabacín.

La primera vez que vi un bizcocho con calabacín fue ésta receta en el Rincón de Bea, hace ya unos cuantos años, y desde entonces he tenido la curiosidad de averiguar a qué sabía. De hecho la receta que he probado es de ella: ésta. Para ser exactos hice unos ajustes muy leves en función de lo que tenía y no tenía en la cocina, pero insisto en que la autoría es de Bea.

53_1

En lugar de montar el layer cake me he quedado en el bizcocho simple y desnudo para centrarme en el sabor de la combinación calabacín-chocolate (y porque no me atrevo todavía con un layer cake y porque estaba en la casa de la playa con los útiles más básicos y porque… lo dejamos en que quería centrarme en el sabor, sí.)

Hablando del resultado: al principio me quedé un poco preocupada porque pensaba que lo había dejado poco hecho pero resulta que es un bizcocho tan jugoso que daba esa impresión, pero no, estaba horneado por completo.

En cuanto al sabor, no se por qué, pero a mi me recordaba un poco a las cookies de avena y chocolate. No tiene sentido, lo sé. El bizcocho no lleva avena y las cookies no llevan calabacín, pero es así, me venían a la mente.

En algunos bocados encontraba ese punto intenso y sabroso que tienen algunas recetas con sal, en las que se utiliza para potenciar ciertos sabores (sobre todo el chocolate). Supongo que eso hay que agradecérselo al calabacín pero no deja de ser cuanto menos curioso pues en la elaboración no se utiliza ni un grano de sal.

53_2

En definitiva, a pesar de cualquier reticencia que pudiera tener el bizcocho fue un éxito rotundo.

53_3

 

INGREDIENTES

  • 3 huevos
  • 300 ml de aceite de oliva suave
  • 250 gr de azúcar moreno
  • 300 gr de harina
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 2 cucharaditas de canela molida
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 250 gr de calabacín pelado y rallado
  • 200 gr de chocolate picado

53_ingredientes

 

PREPARACIÓN

  1. Precalentar el horno a 175º y engrasar o forrar con papel de horno el molde que hayamos elegido.
  2. Batir intensamente los huevos con el azúcar.  Ésta última debe disolverse por completo.
  3. Agregar el aceite y volver a batir.
  4. Agregar la harina con la canela, el jengibre, la nuez moscada y la levadura. Mezclar hasta que esté justo incorporado.
  5. Añadir el calabacín rallado y el chocolate picado. Mezclar con movimientos suaves sin batir demasiado.
  6. Hornear la masa unos 45 minutos. Dependiendo de cada horno puede ser un poco más o un poco menos. Al pincharlo con una brocheta debe salir limpia para saber que está cocido por dentro.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s