Apfelstrudel deconstruido

Retomo las recetas del libro de cocina bávara.

Esta era la que tenía ganas de publicar, por lo rica y fácil que es. Aunque habrá quién esté pensando ahora mismo… “¿Apfelstrudel? ésto tiene de Apfelstrudel lo que yo de jirafa”

De ahí lo de deconstruido, pero ahora mismo os cuento la historia completa y veréis como todo cobra sentido.

60_1

Todo empezó la primera vez que intenté hacer la receta (completa) tal y como venía en el libro; preparando la masa, el relleno y presentándolo como debe ser: algo así. Hasta compré natillas para acompañarlo (no me daba tiempo a hacerlas caseras también).

El primer intento fue un fracaso básicamente porque se me olvidó añadir el agua a la masa. A la segunda la masa salió mejor y pude trabajarla lo suficiente para componer el strudel pero, a pesar de haber seguido las indicaciones lo más fielmente que me permitía la traducción al inglés del texto en alemán que trae el libro, el resultado no fue del todo el que me esperaba.

He comido apfelstrudel muchas veces, tanto en España como en Alemania, y a mi entender la masa que envuelve el relleno de fruta es fina y blandita. Como un crêpe grueso, por asemejarlo a algo más conocido. Lo que me salió a mí fue algo como una corteza de pan muy fino y crujiente. Nada que ver con lo que yo me esperaba y fue un poco decepcionante pero… el relleno… ¡oh mein Got! ¡qué descubrimiento! Toda la aventura mereció la pena sólo por eso.

60_2

Así que como lo que más gustó a todo el mundo fue el relleno y la masa me dio tanta guerra… decidí que mi versión del Apfelstrudel iba a ser una deconstrucción, sólo el relleno y cuando quiera uno bien hecho pues seguiré como hasta ahora, yendo a algún restaurante donde sepa que lo tienen.

Tal vez más adelante vuelva a reunir valor y pruebe alguna otra receta para prepararlo sin deconstruir.

60_3

Explicado el misterio, me vuelco en las alabanzas a esta receta.

Parece menitra que unos ingredientes tan simples puedan estar tan buenos al salir del horno. Y así es cuando más bueno está: recién salido del horno, servido tibio acompañado de una buena cucharada de natillas (o algún preparado similar) antes de que se enfríe del todo.

Es un postre muy fácil de preparar para una comida con amigos. Lo ideal sería meterlo al horno con todo el mundo sentado a la mesa, así se hará durante la comida y estará listo y aún calentito cuando lleguen los postres.

Esa ha sido también mi dificultad para fotografiarlo. Estaba tan bueno cuando salía del horno que… desaparecía antes de poder retratarlo.

60_4

Ésta es mi manera de adaptar la receta pero una vez que empizas a tomarte licencias… cada uno que lo haga como más le guste. Las láminas de manzana más finas o más gruesas o incluso cortadas en dados en vez de en láminas (yo mantengo las láminas para que guarde un mínimo parecido al relleno del Apfelstrudel de verdad)

El pan frito en mantequilla le da un toque crujiente y combina fenomenal con el resto de sabores, pero si no tienes ganas de enredar y ponerte a freír, no lo pongas (aunque sería una pena, le da un toque muy rico, de verdad)

El ron se puede cambiar por vino dulce, moscatel, brandy… lo que tengas a mano, no nos vamos a poner quisquillosos.

¡Guten appetit!

60_5

INGREDIENTES 

  • 2 manzanas (en mi caso de la variedad golden)
  • 1 rebanada de pan (entre 50 y 70 gr)
  • 40 gr de mantequilla
  • 75 gr de azúcar
  • 2 cucharadas soperas de ron o vino dulce
  • 1 cucharadita de canela
  • 40 gr de pasas

60_ingredientes

PREPARACIÓN

  1. Hacemos migas el pan pellizcando con las manos o cortándolo en cuadraditos pequeños con la ayuda de un cuchillo de sierra. En este último caso es más fácil si el pan está un poco congelado.
  2. En una sarten ponemos la mantequilla y freímos las migas de pan despacito, hasta que estén doradas y crujientes. Cuando estén listas las sacamos de la sartén y las reservamos sobre un papel absorbente para elimiar el exceso de grasa.
  3. Mientras se fríe el pan podemos pelar y descorazonar las manzanas. Las cortamos en láminas finas y las ponemos en un bol amplio con las pasas, el azúcar y el ron.
  4. Agregamos las migas de pan fritas y la canela y mezclamos para que todo se impregne del azúcar y el ron.
  5. Horneamos la mezcla a 200ºC durante 30-35 minutos. Si queremos la fruta muy calda y blandita la podemos dejar un poco más, vigilando que no se queme. Si por el contrario la queremos todavía un poco firme, no la dejamos más de 30 minutos.

60_pasoapaso

Anuncios

Un comentario en “Apfelstrudel deconstruido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s