Cookies de pasas

No podía ser de otra manera, la primera entrada con contenido horneado tenía que ser para mis cookies (La historia de por qué las llamo “mías” está aquí).

3 cookies

Esta receta viene desde Inglaterra. Me la dio una amiga de la familia, tan amiga, tan amiga de la famiila, que más bien la considero como mi tía, o mi abuela inglesa. Si no recuerdo mal, ella la leyó en un paquete de muesly (que es uno de sus ingredientes estrella) y salió tan bien, que la incorporó a su recetario habitual. Cuando se mudaron a España, siempre tenía algunas cuando íbamos de visita, y las he comido desde pequeña. Cuando fui un poquito más mayor me enseñó a hacerlas y desde entonces las sigo preparando.

4 cookies

Son tan sencillas de preparar y tan ricas, que me atrevería a decir que son la receta que más veces he hecho, puede que incluso más que el típico bizcocho de yogur (al que dedicaré otra entrada en breve). La única dificultad que tenía antes era encontrar el muesly, pero ahora lo venden en casi cualquier supermercado. Y sin más, vamos con la receta:

INGREDIENTES

  • 1 cup de azúcar moreno = 190 gr
  • 1/2 cup azúcar blanca = 125 gr
  • 1/2 cup mantequilla = 110 gr (yo uso siempre margarina)
  • 2 huevos
  • 1 tsp esencia de vainilla = 1 cucharadita
  • 1 tsp canela molida = 1 cucharadita
  • 1 y 1/2 harina = 210 gr
  • 3 cups copos de avena = 280 gr
  • 1/2 cup agua = 125 gr
  • 1 cup pasas = 140-150 gr

1 ingredientes

Las medidas de la receta original son en tazas (cups) y cucharaditas (tsp=teaspoon) americanas, pero para facilitar la labor a quien no tenga con qué medirlas o no le apetezca pasarse un buen rato comparando tablas de conversión por internet (porque yo lo he intentado y cada tabla dice una cosa distinta), una vez llena cada medida americana, la he vaciado sobre la báscula antes de incorporar ese ingrediente a la masa, así que las medidas en gramos que pongo a continuación podéis considerarlas fiables.

COOKIES DE PASAS: PREPARACIÓN

  1. En un bol grande ponemos los dos tipos de azúcar y la mantequilla o margarina, con la ayuda de una pala de madera las mezclamos hasta que estén bien integradas. Añadimos los dos huevos (no hace falta batirlos previamente), la canela y la vainilla. Volvemos a mezclar. Añadimos la harina. Mezclamos. Agregamos los copos de avena y el agua y volvemos a mezclar. A continuación incorporamos las pasas y las integramos en la masa.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo sin ventilador y preparamos unas bandejas con papel de horno.
  3. Con ayuda de dos cucharas soperas colocamos pegotitos de masa sobre el papel y los aplastamos ligeramente, separados entre sí unos cuantos cm porque al meterlas en el horno crecen.
  4. Horneamos durante unos 10-12 minutos. En la receta original son 8 minutos, con eso consigues una galleta muy blandita (hay quien diría que un poco cruda) pero como en mi casa gustan más hechas yo las dejo un poco más. Cuidado con pasarse del tiempo de horneado porque al ir endureciendo ligeramente con el paso de los días nos arriesgamos a que se queden como piedras.

EDITADO: Cuando salen del horno, aunque ya estén bien hechas, estarán tiernas, demasiado para manipularlas de inmediato. Debemos dejarlas varios minutos que enfríen en la bandeja y se endurezcan un poco para que no se rompan al pasarlas a un plato o una rejilla, donde terminarán de enfriar.

 

2 paso a paso

NOTA: Ni que decir tiene que las pasas se pueden sustituir por lo que más os guste, la opción más popular suelen ser trocitos de chocolate, pero con almendras tostadas y molidas también están ríquísimas, o usando unos copos de avena con trocitos de fruta seca y sin añadirle nada más… Vamos, ¡que posibilidades hay todas las que se quieran!