Aceite vs. Mantequilla: segunda parte

37_1

Acabo de completar mi tercera semana como trabajadora (me refiero en una oficina, con horario, jefes y esas cosas…) y en este breve espacio de tiempo ya he sacado algunas conclusiones:

  1. Que te paguen por aplicar tus conocimientos, mola.
  2. Coger el coche todos los días, sobre todo si es a la misma hora que tooooodos los demás, aburre enseguida.
  3. La jornada partida es un rollo.

A consecuencia de esa última máxima se me van los días sin enterarme. Cuando pienso en preparar alguna receta ya es casi hora de cenar y la mayoría de fines de semana salgo fuera de la ciudad… así, no es de extrañar que tenga el blog tan abandonado.

(Muy  mal, muy mal; a eso hay que ponerle remedio)

Así que ¿qué menos que algo un poco más interesante para compensar? ¡Toca experimento!

37_3

Por número de visitas, la entrada más popular de las que llevo escritas hasta el momento es, sin duda, la comparativa de aceite vs. mantequilla que preparé al principio de los tiempos. Pero me he dado cuenta de que una de las grandes preguntas de la humanidad que involucran esos dos ingredientes se quedó sin contestar… Más allá de preferir una receta de bizcocho de aceite o de mantequilla ¿Qué pasa si se sustituye uno por otro?

Si no queda mantequilla suficiente y me da por reemplazarla por aceite ¿Será una catástrofe? ¿Será aceptable? ¿Podré salir del paso hasta que vaya a comprar al súper? Las respuestas un poquito más abajo.

Me hubiera gustado preparar dos recetas: el bizcocho básico de margarina/mantequilla como muestra de control y la versión experimental, sustituyendo los gramos de margarina por gramos de aceite de girasol. Por falta de tiempo solo hice la versión experimental, pero al menos tengo algo que contaros. Además, he preparado tantas veces el bizcocho básico de margarina para las recetas del Reto 1 Masa 100 Tartas, que puedo hablar de memoria sobre él.

37_4

El de margarina es un bizcocho de los de toda la vida: esponjoso, tiernecito y más o menos jugoso según cuanto lo hornees, de los que te llena la boca al dar un buen mordisco. De sabor suave, tan versátil que puedes combinarlo con casi cualquier otro sabor o ingrediente que se te ocurra.

Ahora vienen las sorpresas: ¿Cómo salió el bizcocho experimental? Sinceramente no las tenía todas conmigo, pensé que un cambio tan significativo tendría consecuencias mucho más graves pero en casa todos nos quedamos con los ojos como platos al probarlo: resultó ser un bizcocho increíblemente ligero, creo que esa es la palabra que mejor lo describe. Muy aireado y esponjoso; de sabor muy suave, casi delicado; y lo más curioso es que era bastante seco, pero no seco como esos que se pegan a la garganta y no hay manera de que bajen, seco en un buen sentido. Es difícil de explicar.

37_5

Como conclusión puedo decir que sí, cambiar mantequilla o margarina por aceite influye MUCHO en el resultado del bizcocho, pero no tiene porqué ser malo, todo depende de lo que vayas buscando. Puede que si quieres cubrirlo con fondant no tenga el suficiente consistencia y se hunda, o si se rellena con cremas muy pesadas les robe humedad y haya desperfectos… no lo sé, todo es cuestión de probarlo. Por sí solo a me causó una grata y significativa impresión, una textura totalmente diferente y digna de merecer una oportunidad.

Y para terminar, os dejo con las instrucciones de este pequeño experimento que espero os haya parecido, cuanto menos, curioso.

INGREDIENTES

  • 3 huevos
  • 1 yogur natural (el vasito es la medida)
  • 200 gr de harina
  • 180 gr de azúcar
  • 170 gr de mantequilla o margarina (sustituidos por 170 gr de aceite de girasol para el experimento)
  • 1 cucharada de levadura (tipo Royal)

37_ingredientes

PREPARACIÓN

SI FUERA DE MANTEQUILLA O MARGARINA: el orden para mezclar los ingredientes sería:

  1. Batir la mantequilla o margarina con el azúcar.
  2. Agregar los huevos de uno en uno mezclado bien después de cada adición.
  3. Añadir la harina con la levadura y mezclar justo hasta que esté integrado.
  4. Hornear de 35 a 45 minutos con el horno precalentado a 180ºC

PARA EL EXPERIMENTO DE ACEITE: Batir la mantequilla/margarina con el azúcar sirve para que el bizcocho quede más esponjoso y con volumen. Para conseguir eso mismo, batir el aceite con el azúcar es inútil, así que cambié el orden por:

  1. Batir los tres huevos con el azúcar hasta que empiecen a espumar y la mezcla palidezca.
  2. Añadir el aceite y mezclar bien.
  3. Añadir la harina con la levadura y mezclar justo hasta que esté integrado.
  4. Hornear de 35 a 45 minutos con el horno precalentado a 180ºC

37_6

Anuncios

9 comentarios en “Aceite vs. Mantequilla: segunda parte

  1. Desiree dijo:

    Todo tiene una pinta estupenda! Si buscas un lugar donde archivar, conocer nuevas recetas, o compartirlas con otros aficionados a la cocina, os propongo el servicio Copiapop.es.
    Es una página donde pueden almacenar todo tipo de archivos sin límite y coste alguno, todo bien ordenado por categorías, de libre acceso y listo para compartir!
    Échale un vistazo: http://www.copiapop.es/

    Saludos! :)

    • Miriam dijo:

      La intención de la entrada era ver que pasaba si se sutituye uno por otro, cómo le afectaría al resultado final, etc, etc… podría ser otra investigación interesante.
      Un saludo y gracias por comentar.

  2. Ricardo dijo:

    Qué tal iría un aceite de oliva virgen? Te habla un novato en materia bizcochil… pero uno de tus brownies lo bordo!
    Ricardo.
    Madrid

    • Miriam dijo:

      Puedes usar perfectamente un aceite de oliva virgen, solo tienes que tener en cuenta que al ser un aceite de sabor fuerte, se notará más en el bizcocho, pero puede que eso para ti sea un punto a favor. Prueba y dime qué tal.
      ¡Saludos!

  3. marobakingclub dijo:

    Ese experimento es excelente! Tanto como el de la primera parte. Una pregunta: ¿no suelen utilizar algún líquido como leche o jugo? Así lo hacemos aquí, en Dominicana, y no solemos usar yogurt. Saludos!

    • Miriam dijo:

      Hola Marobakingclub.
      La receta del bizcocho de yogurt es la más tradicional (por lo menos en mi casa) pero también hay recetas con leche o agregando zumo de frutas tanto, eso lo he visto más en recetas de bizcochos de mantequilla pero el bizcocho de yogur admite casi lo que le eches. Es una receta todoterreno.

    • Miriam dijo:

      Hola Fabiola.
      Siento mucho no poder ayudarte. No conozco ninguna receta de bizcocho con sémola. No es un ingrediente con el que tenga costumbre trabajar, ni en cocina dulce ni en salada. Lo siento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s